Thursday, February 24, 2005

Cansada de quejarme, cansada de ti

Pero no hago nada por dejar de quejarme conmigo misma. Estoy enojada, rabiosa, porque siempre me tropiezo y vuelvo a caer y me levanto ajada, maltratada y maltrecha y me prometo fijarme antes de dar un paso y mantener los ojos abiertos y la boca callada. Pero no, me seduce la tentación, no de amarte, sino de estar en contacto con algún ser humano, de hablar con alguien, de contar lo que se me ocurre, de compartir lo que hago, de ayudarte, de sentir algo... Y lo único que me pasa es que entretengo tanto en tantos sueños que no me doy cuenta y tropiezo de nuevo... y tú estás ahí mirándome, sin hacer nada, viéndome tirada en el piso, levantarme con trabajo y te das cuenta que estoy herida pero no quieres ver, te volteas y me acusas de caerme a propósito en ese infinito de deseos de empatía, de cariño, de compartir lo que llena mi cuerpo, no el cuerpo sino el contenido intangible que me enferma por tenerlo oculto, podrido...
Y no acierto a nada, últimamente menos. No es tu culpa, es mia por permitirlo, por dejarme arrastrar por la marejada que no concluye, que me arrastra y me dejo llevar, ahogada de tantas palabras atoradas.
Ya no quiero que me duela nada, no quiero molestar, no quiero quejarme, no quiero ... pero quiero decir lo que siento y decir que merezco respeto, que soy vulnerable que no soy de hierro, que tengo un alma y la quiero abrazada... y solo me encuentro desdén que me desvela, que me atrapa y me desgarra... y yo no me suelto, pareciera que estoy atada al destierro que me has impuesto... y en el que yo voluntariamente permanezco.
Esto cada vez más debe parecerse al infierno... qué es esto...

empatía.
1. f. Identificación mental y afectiva de un sujeto con el estado de ánimo de otro.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home